www.revistatravesia.es

Descubre las tasas de alcoholemia de la Unión Europea

miércoles 18 de julio de 2018, 13:20h
Descubre las tasas de alcoholemia de la Unión Europea
En algunos países la tasa para noveles y profesionales es la misma (Dinamarca), en otros simplemente no se puede consumir alcohol y conducir como en Eslovaquia o Bulgaria, entre otros

El verano ya está aquí y algunos conductores salen de España para conocer Europa desde el coche. El formato “road trip” para las vacaciones, que viene a ser el uso del coche como medio de transporte para viajar y conocer nuevos lugares, se está haciendo cada vez más habitual y atrae a gran variedad de público, desde familias a conductores jóvenes.

Lo que se debe tener en cuenta antes de realizar un viaje de este tipo es la planificación. Cada país de la UE cuenta con sus normas y estas pueden ser consultadas en su web o aplicación móvil Going Abroad de la Comisión Europea.

La verdad es que muchos conductores aprovechan sus vacaciones para desconectar y también para refrescarse. Y, algunas veces, el ocio está relacionado con las bebidas alcohólicas, de manera que los usuarios se atreven a consumir modestas cantidades de alcohol antes de ponerse al volante, estimulados también por el ambiente vacacional.

Por esta razón, es muy importante saber cuál es la tasa máxima de alcoholemia en el país por el que estemos circulando. En España, la tasa general se sitúa en 0,5 g/l, cifra que se repite en algunos países de Europa y que se ha convertido en el estándar. Pero, existen algunos países que han cambiado esta cantidad y sus límites son más o menos estrictos, pasando de 0,8 g/l a los 0, que se traduce en que en algunos países de la UE no se puede consumir alcohol y conducir.

Los límites de los países de la Unión Europea son estos:

  • Alemania: 0,5 g/l
  • Austria: < 0,5 g/l
  • Bélgica: 0,5 g/l
  • Bulgaria: 0,0 g/l
  • Chipre: 0,5 g/l
  • Croacia: 0,5 g/l
  • Dinamarca: 0,5 g/l
  • Eslovaquia: 0,0 g/l
  • Eslovenia: 0,5 g/l
  • España: 0,5 g/l
  • Estonia: 0,2 g/l
  • Finlandia: 0,22 mg/l (tasa máxima en aire espirado)
  • Francia: 0,5 g/l
  • Grecia: 0,5 g/l
  • Hungría: 0,0 g/l
  • Irlanda: 0,5 g/l
  • Italia: 0,5 g/l
  • Letonia: 0,5 g/l
  • Liechtenstein: 0,8 g/l
  • Lituania: 0,4 g/l
  • Luxemburgo: 0,5 g/l
  • Malta: 0,8 g/l
  • Noruega: 0,2 g/l
  • Países Bajos: 0,5 g/l
  • Polonia: < 0,2 g/l
  • Reino Unido: 0,8 g/l
  • República Checa: 0,0 g/l
  • Rumanía: 0,0 g/l
  • Suecia: 0,2 g/l
  • Suiza: 0,5 g/l

Estas cifras varían en la mayor parte de países cuando se refieren a conductores profesionales y noveles, llegando incluso a ser 0 en algunos países (Italia) e inferior a la general en otros como en España, que es de 0,3 g/l, pero sin prohibirles el consumo de alcohol. En Dinamarca, por ejemplo, la tasa para noveles y profesionales es la misma que la general, 0,5 g/l.

Si dudamos, lo mejor es tener a mano la App de la Comisión Europea o llevar anotadas las tasas de los países por los que vayamos a circular.

Otra opción es sabernos de memoria todas las tasas de los lugares que visitemos, esta alternativa puede resultar sencilla si construimos un mapa mental. En los países de origen anglosajón (como Reino Unido y Malta), sus tasas de alcohol tienen en las cifras más elevadas, junto con Liechtenstein: 0,8 g/l.

En cambio, los países del este tienen tendencia a la prohibición del consumo de alcohol al volante, con una tasa 0 g/l: Bulgaria, Eslovaquia, Hungría, República Checa y Rumanía.

Lo mejor es dejar el alcohol a un lado y beber cuando hayamos acabado de conducir durante ese día.

Fuente: lavanguardia.com

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de TRAVESIA

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.