www.revistatravesia.es

El futuro viaja en bicicleta

martes 24 de abril de 2018, 13:21h
El futuro viaja en bicicleta
Ante el incremento de la población, el tráfico urbano y la contaminación sólo nos queda una movilidad más sostenible

Del año 1800 al 2015 el planeta Tierra ha pasado de 910 millones de habitantes a más de 7.3000 millones; se estima que para el 2030 se alcanzarán los 8.500 millones y los 9.700 en 2050, algo que supone una emergencia planetaria sin precedentes. Como consecuencia de esta situación se incrementa el número de personas que viven en las ciudades, aumento que pide desarrollar novedosas formas de movilidad que eludan la utilización de combustibles fósiles.

Si esto no se consigue, la concentración de CO2 (dióxido de carbono) podría alcanzar las 450 partes por millón (ppm) en la atmósfera (en la actualidad está en 420 ppm) que haría incrementar más de 2º C la temperatura media global y dejaría bajo el agua las grandes ciudades del mundo, donde residen más de 275 millones de personas.

Por esta razón concretamente, además de para evitar los grandes atascos de cada mañana, muchas de estas grandes ciudades están inclinándose por la puesta en práctica de planes de movilidad sostenible. Entre ellos destaca la bicicleta como protagonista del nuevo escenario que, cada 19 de abril (Día Mundial de la Bicicleta), vuelve a ponerse sobre la mesa.

Además de los carriles bici para obtener una movilidad mucho más “verde”, las urbes se han de ocupar de mantener esta infraestructura segura. Las ciudades que están más preparadas para ello son Copenhague (Dinamarca) y Utrecht y Ámsterdam (Países Bajos) tal como señala el “Copenhagenize Bicycle Friendly Cities Index 2007”.

Este informe ha sido realizado por la consultora Copenhagenize Design Co. que asesora a los gobiernos sobre cómo convertir sus ciudades en un modelo completamente compatible con el uso de la bicicleta. Esta empresa no se plantea la manera de meter más vehículos en las calles, sino que busca dar respuesta a cómo contener más personas en ellas, hecho que hace necesaria una red de transporte público, calles peatonales y, por supuesto, muchas bicicletas.

Dos ciudades españolas, Barcelona y Sevilla, se encuentran entre las 20 más preparadas ocupando el decimoprimer y decimocuarto puesto respectivamente.

En relación a los beneficios que brinda la bicicleta destaca su poca contaminación, pero también hay que subrayar ventajas sociales y económicas; según la consultora, los ciclistas de Copenhague ahorran a la sanidad pública unos 200 millones de euros anuales, cantidad que corresponde a lo que el ayuntamiento se ha gastado en los últimos cinco años para acondicionar la ciudad para el uso de la bicicleta.

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha apostado con decisión por desplegar una amplia red de carriles bici por toda la ciudad, que sigue el Plan de movilidad urbana 2013-2018 y cuyo objetivo es que a finales del ejercicio actual la ciudad condal cumpla con todos los parámetros ambientales de la UE. Para alcanzarlo, el programa quiere potenciar los desplazamientos a pie, el transporte público y en bicicleta.

Actualmente, Barcelona dispone de 172 kilómetros de infraestructura ciclista y este año está previsto que se ejecuten 61 kilómetros más que ayudarán a extender una infraestructura completa, conectada y en buenas condiciones.

Fuente: lavanguardia.com
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (4)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de TRAVESIA

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.