www.revistatravesia.es

Situaciones en las que se debe ceder el paso (a pesar de no tener obligación de hacerlo)

martes 19 de diciembre de 2017, 17:29h
Situaciones en las que se debe ceder el paso (a pesar de no tener obligación de hacerlo)
A veces el sentido común puede hacer que mejore el tráfico dejando hueco a otros vehículos

Gracias a los atascos los conductores aprenden qué es lo que no se debe hacer cuando se conduce, pero también las cosas que se han de tener en cuenta para prevenir la posibilidad de un accidente. Si las buenas prácticas durante la conducción se generalizaran, el tráfico podría ser mucho más fluido.

A veces sería suficiente ser un poco más flexibles y ceder el paso en algunas situaciones, incluso en las que no se tuviera la obligación de hacerlo. Exponemos cuatro situaciones de este tipo:

Ceder el paso en las incorporaciones

Situación: Tráfico detenido o denso y un carril de incorporación atestado de coches que quieren unirse al atasco.

Es evidente que a muchos conductores les cuesta ceder el paso, puede ser porque piensan que, si dejan pasar a un coche, al final acabarán “colándose” dos o tres; pero se debe tener en cuenta que el reglamento de tráfico indica claramente que es obligatorio facilitar la incorporación de los vehículos que quieran incorporarse a la vía principal. Además, si se deja que los coches se vayan incorporando progresivamente, la ansiedad en los otros conductores va disminuyendo al ver que pueden conseguir su meta.

Solución: El mejor remedio, que también recomienda las autoridades, es llevar a cabo “la cremallera”: que vaya pasando un vehículo de un lado primero y luego otro de la otra fila, así todos los conductores saben que en algún momento les llegará su turno, evitando así un tiempo de ansiedad. Esta acción también es útil ante un estrechamiento a causa de obras o por un accidente.

Ceder el paso al final de un carril en una salida

Situación: Tráfico detenido o denso en un carril de salida con una larga fila de coches y al lado otro carril más despejado en el que varios vehículos apuran su incorporación más cerca de la salida, evitando así la cola.

A los conductores que respetan una fila les molesta que aparezca un “listillo” que use la picaresca automovilística para hacerse un hueco más adelante y evitar de ese modo la espera. Este hecho siempre acarrea un conflicto y algunos conductores optan por avanzar pegados al coche de delante para que así no pueda colarse ninguno de estos conductores aprovechados.

Pero circular durante muchos metros con el parachoques a poca distancia del coche precedente, sin que pase ni una gota de aire, ocasiona tensión que va aumentando y que es del todo innecesaria. Además, puede ocasionar algún disgusto si se realiza una mala frenada. Asimismo, nosotros podremos controlar el hueco delantero, pero no el trasero, dejando sin validez nuestra maniobra de “venganza”.

Solución: La mejor opción ante esta situación es relajarse y disfrutar. Si alguien se cuela, no darle la mayor importante ya que la mayor parte de los conductores son respetuosos durante la conducción. Es mejor evitar tensiones y no exponernos a una colisión.

En los cambios cruzados de carril

Situación: Tráfico detenido o denso, dos o más carriles en la misma dirección, con tendencia a cambiarse de carril porque se piensa que va más rápido es una actitud muy habitual.

Esta es una de las acciones que acarrea más conflicto ya que predomina el “yo primero” tanto en las calles como en las carreteras. El tráfico podría ser más fluido si se permitiera a los otros conductores que cambiaran de carril, haciendo el tráfico más constante. En cambio, si entorpecemos estas maniobras, la otra fila no puede avanzar y se crea más atasco.

Solución: La única solución es pensar que a todos les toca cambiar de carril en muchos momentos y a todos les gusta que le permitan realizar esta maniobra. Así que la respuesta es fácil: “No hagamos lo que no queremos que nos hagan a nosotros”. Por otro lado, prevalece el deber de facilitar que otros vehículos se desplacen hacia otros carriles para salir de la vía principal.

En los adelantamientos a camiones

Situación: Carretera de dos carriles y tráfico denso en el carril izquierdo por adelantarse demasiado en el intento de adelantar a un camión o vehículo lento.

Es bastante habitual el miedo de muchos conductores a quedarse detrás de un camión y no poder adelantar porque el resto de vehículos no le dejan. A veces alguno se coloca en el carril de la izquierda muchos metros antes de llegar al vehículo lento, dejando el carril derecho prácticamente vacío, cuando esta acción se debería realizar de manera contraria: iniciar la maniobra de adelantamiento solo unos pocos metros antes de alcanzar el camión y guardando el turno.

El problema aparece cuando un vehículo por el carril derecho busca un hueco en la fila para adelantar al camión, y puede parecer que es uno de los listillos de los que hemos hablado anteriormente. Pero no es así, ya que este conductor simplemente quiere adelantar al camión igual que los demás.

Solución: Cederle el paso. No es legítimo que un vehículo que mantiene una velocidad de acercamiento y distancia de seguridad adecuadas tenga que esperar detrás de un camión a que una larga fila de coches demasiado ansiosos finalice el adelantamiento. Por lo que no cuesta nada reducir un poco la velocidad y abrir un hueco para que no se pase media vida tras la rueda del tráiler. Asimismo quien está cumpliendo con su obligación es ese vehículo, ya que la Dirección General de Tráfico (DGT) establece que solo se puede ocupar el carril de la izquierda para una corta maniobra de adelantamiento, obligando a circular en todo momento por el carril derecho, siempre que permanezca desocupado.

Fuente: elpais.com
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (5)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de TRAVESIA

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.