En invierno, las carreteras se ven afectadas por la nieve y el hielo, la elección de unas ruedas adecuadas resulta primordial

 

Según datos de la DGT (Dirección General de Tráfico), 8 de cada 10 conductores no saben cómo colocar cadenas o nunca las han puesto. Este ha sido el motivo por el que la Asociación de profesores de Formación Vial (Provial) y la DGT están impartiendo talleres de información y formación, circunscritos al ámbito aragonés, para instruir sobre us uso y colocación.

En el coche se debe llevar el chaleco de seguridad, unos guantes y un calzado apropiado y estos elementos son necesarios para la colocación de cadenas, así como la señalización de esta maniobra a través de los triángulos y las luces de cruce.

Existen en el mercado varias opciones para circular cuando encontramos nieve en la carretera. Y, además de los neumáticos de invierno, existen las cadenas, que pueden ser textiles (y fáciles de colocar) y metálicas, que son más económicas y un poco más complicadas de colocar si estamos en medio de una nevada.

Las cadenas deben ser colocadas, al menos, sobre las ruedas motrices en ambos lados del vehículo:

  • Vehículos de tracción: ruedas del eje delantero.
  • Vehículos de propulsión: ruedas del eje trasero.
  • Vehículos 4×4: ruedas del eje delantero.

La mayoría habrá visto un video que se ha hecho viral en el que queda demostrado que no todos sabemos colocar las cadenas para la nieve. Elegir las ruedas adecuadas resulta fundamental a la hora de obtener buenos resultados.

Si quieres ver el video para saber cómo no poner las cadenas, picha aquí.

Cuando encontremos hielo y nieve en la carretera debemos conducir siempre con la marcha más corta posible; si vamos cuesta abajo, usaremos la primera; en plano, debemos salir en una marcha larga y cambiar después a una corta; si salimos cuesta arriba, iremos en segunda y con velocidad siempre constante, sin tocar el freno.

De todas formas, la DGT recomienda que, antes de salir de viaje, se realice una consulta a su página web y se esté también pendiente de los boletines informativos por radio.

  • Circulación interrumpida (nivel negro). Significa que la vía está cortada para cualquier tipo de vehículo.
  • Circulación difícil (nivel rojo). En esta vía la circulación es muy lenta, con paradas frecuentes y prolongadas. Se debe usar cadenas o neumáticos de invierno. La velocidad máxima debe ser 30 km/h. Se prohíbe la circulación de vehículos articulados, camiones y autobuses.
  • Circulación irregular (nivel amarillo). La circulación es lenta, con paradas esporádicas. Se prohíbe circular a camiones y vehículos articulados. La velocidad máxima son 60 km/h para turismos y autobuses.
  • Circulación condicionada (nivel verde). Se debe extremar la prudencia y no sobrepasar en autopistas y autovías los 100 km/h; y los 80 km/h en el resto de carreteras. Los camiones deben circular por el carril derecho y no les está permitido realizar adelantamientos.

 

Fuente: el país.com; cadenaser.com