www.revistatravesia.es

¿Qué novedades nos esperan este 2018?

martes 16 de enero de 2018, 16:47h
¿Qué novedades nos esperan este 2018?

Un nuevo examen de conducir, más radares y un plan contra los reincidentes entre las medidas anunciadas por la DGT

Según Tráfico, para este nuevo año nos espera un incremento en el número de radares en vías convencionales (incluidos los de tramo); la publicación de manera trimestral de la recaudación por sanciones de velocidad; un nuevo examen para el carné y la retirada del permiso a todos los conductores reincidente en alcohol y drogas.

Estas medidas las dio a conocer el director general de Tráfico, Gregorio Serrano, durante la presentación del balance de la siniestralidad vial de 2017 y que han surgido tras el debate realizado durante el pasado año entre 52 grupos de trabajo sobre los diversos aspectos de la seguridad vial.

Otras medidas anunciadas son una nueva Ley de Tráfico, cuyo borrador será enviado al Ministerio de Interior el próximo mes de febrero, son la compra de drones con la finalidad de controlar tanto la velocidad como las distracciones y un plan para recompensar la renovación del parque de vehículos.

Entre las iniciativas para controlar los factores que inciden en la siniestralidad, el director de Tráfico ha anunciado la autorización de un plan contra el exceso de velocidad, que integra el aumento del número de radares en carreteras secundarias, algunos de tramo, para ganar en operatividad, y ha especificado que estos serán ubicados en función de la peligrosidad de la vía.

Asimismo, ha anunciado que la web de la DGT publicará de forma trimestral el importe de la recaudación de los radares a la vez que ha hecho hincapié en el hecho que son los ayuntamientos los que ponen cinco veces más sanciones por velocidad que la propia DGT; también ha recordado que España es el país que dispone de menor número de radares fijos de Europa: 27 por cada millón de habitantes, ante los 73 de media europea.

España es uno de los pocos países que señaliza y publica sus radares fijos, según el representante de Tráfico, indicando también que, en el momento en que un conductor sea detectado superando la velocidad, será interceptado por los agentes de la Guardia Civil y se impedirá que se declare que era otro el conductor (familiar, amigo…), como hacen algunos, para evitar que se le resten puntos.

No ha especificado el director si en este plan de la velocidad también se verán reducidos los límites máximos en las carreteras secundarias o se incrementarán hasta 130 km/h el tope máximo en algunos tramos de autovías y autopistas.

De este modo, únicamente ha recordado que la totalidad de los datos inciden en que a mayor velocidad más víctimas y que, en todo caso, se valorarán las opiniones de los expertos para tomar medidas de este tipo.

Tráfico quiere que este año se apruebe el protocolo para aplicar el artículo del reglamento de conductores que autorizará la suspensión del permiso de conducción a los que cuenten con dos o más sanciones en un año relativas al consumo de alcohol y de drogas. Los reincidentes deberán someterse a una evaluación en el sistema público de salud de su comunidad autónoma.

En relación a la adquisición de drones, Gregorio Serrano no ha especificado el número exacto, pero sí que ha dejado claro que su uso no será únicamente para controlar la movilidad, sino que también vigilarán la velocidad y las distracciones, sobre todo a causa del móvil; ha señalado 2019 como el año en que estarán operativos, aunque es optimista y cree que este año alguno podrá estarlo cuando se forme a los funcionarios en su utilización.

El modelo de examen es otro de los cambios que prepara la DGT para este 2018, además de que los aspirantes no podrán someterse a él si no han realizado con anterioridad clases en la autoescuela, evitando así “la avalancha de alumnos sin preparar que se presentan actualmente y que están colapsando las jefaturas”, según el director de Tráfico.

Asimismo se introducirán nuevos materiales incluyéndose vídeos y nuevas materias, y la conducción con sistemas de ayuda como los navegadores, además de ofrecer al aspirante un curso previo de concienciación sobre los riesgos al volante. Según Gregorio Serrano, “es evidente que hay que cambiar la manera de examinar, hay que introducir nuevo material, como vídeos, donde hay situaciones reales de tráfico y no sólo contestar 'a, b y c' en un test”.

Otras de las medidas presentadas han sido la inclusión de cien examinadores más, descontando a los que se jubilan; diversas campañas de comunicación relativas a los colectivos más vulnerables (las próximas tendrán como protagonistas a los motoristas y a los peatones); la adquisición de cincuenta parques infantiles y el desarrollo de planes de educación vial.

Entre las reformas legales, se ha mencionado una nueva Ley de Tráfico, cuyo borrador será presentado por la DGT al Ministerio de Interior y significará un “revulsivo” que comprenderá todas las medidas debatidas con los 52 grupos de trabajo mencionados anteriormente.

Entre el paquete de medidas está la aprobación del plan estratégico estatal de la bicicleta, de la estrategia de seguridad vial 2018-2020, con vistas a 2030, un plan del vehículo para motivar la renovación del parque y otro contra la siniestralidad de los colectivos más vulnerables.

Para finalizar, el director de la DGT ha declarado que “la única medida sería que todos cumpliéramos las normas”, a pesar de reconocer que el 99% de los conductores conduce de manera “razonable y sensata”, pero que “el problema es que hay un 1% que no lo hace y eso son más de 300.000 conductores”.

Fuente: Agencia Efe, lavanguardia.com

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.