www.revistatravesia.es

1.300 autoescuelas podrían cerrar a causa de la huelga de examinadores

1.300 autoescuelas podrían cerrar a causa de la huelga de examinadores
A simple vista los aspirantes a un permiso de conducir son los más afectados por la huelga, pero los pequeños centros de formación también se están viendo perjudicados

Desde el pasado 2 de junio, los examinadores de la DGT (Dirección General de Tráfico) presionan para que su sueldo se vea incrementado y para conseguir una mejora generalizada de sus condiciones laborales. Se han celebrado paros semanales varios días a la semana y, por el momento, al conflicto no se le ve una salida clara.

Si antes del 31 de julio no hay ninguna mejora salarial, los examinadores iniciarían una huelga indefinida a partir de septiembre. De todas formas, la Asociación de Examinadores de Tráfico (Asextra) ha llevado a cabo las gestiones necesarias ante la Delegación del Gobierno de Madrid para realizar el próximo 25 de julio una concentración ante la sede del Organismo de Tráfico y protestar por los incumplimientos de la DGT.

En un principio, los perjudicados son los aspirantes a obtener el permiso de conducir; pero quienes se están viendo gravemente afectadas son las autoescuelas más pequeñas. La CNAE (Confederación Nacional de Autoescuelas) valora en 1.300 estos centros de formación pequeños, “microempresas”, localizados en toda España.

Esta huelga afecta a todo el sector, pero los más afectados, según la patronal, son aquellas empresas pequeñas porque se cierne sobre ellas una amenaza de cierre que, en algunos casos, se está haciendo realidad.

Fuentes diversas del sector han informado del cierre de autoescuelas pequeñas, con poca plantilla y pocos alumnos, que han decidido cerrar temporalmente mientras la huelga de examinadores se mantenga.

Muchos alumnos de centros de formación han resuelto la suspensión de sus clases prácticas momentáneamente; la causa es la amenaza de huelga durante el mes de julio que haría que recibieran clases, las abonaran y luego no pudieran realizar el examen, pendiendo así la experiencia adquirida. Esta es la razón por la que aplazan sus clases y esperan a la resolución del conflicto entre la DGT y los examinadores.

Ante esta elección de los alumnos, algunas autoescuelas se están encontrando sin los beneficios necesarios para hacer frente a sus gastos habituales. Por esta razón, muchos de estos centros ya han decidido (otros están barajando la posibilidad) cerrar de forma temporal hasta poder volver a su actividad habitual de clases y exámenes.

En la práctica, las autoescuelas con una infraestructura menor no puedan hacerse cargo de los costes mensuales de su personal: profesores, administrativos, etc. Fuentes del sector señalan que un formador de autoescuela tiene contrato de unos 1.100 euros netos mensuales (Seguridad Social e impuestos aparte). Si la situación no mejora, los centros pequeños que utilizan este último recurso para evitar su quiebra serán los primeros en caer.

La DGT es acusada por las asociaciones de inmovilismo ante el problema. La Asociación Provincial de Autoescuelas de Madrid (APAD) apoya esta protesta y ha colgado en su web mensajes de protesta como “Estoy preparado y tráfico no examina”, “Tráfico más exámenes ¡ya!”.

Fuente: elconfidencialdigital.com y asextra.org

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (5)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.