www.revistatravesia.es

Cuando Suecia decidió conducir por la derecha

Cuando Suecia decidió conducir por la derecha

Únicamente el 35% de la población mundial circula por la izquierda

¿Qué pasaría si un día tu Gobierno decide modificar por completo una de tus rutinas? Eso fue lo que pasó con una de las pautas mecanizadas de los suecos: la conducción, el 3 de septiembre de 1967 a las 5 de la mañana todos los suecos debían pasar a conducir por la derecha.

Con esta decisión todos los conductores de Suecia debían crear un nuevo mapa mental de los espacios que ya conocía y de las carreteras por las que había circulado durante toda su vida, ahora iba a verlo todo desde una perspectiva contraria.

Antes de hablar sobre las razones del cambio, debemos conocer las razones por las que en unos lugares del planeta se circula por la derecha y en otros por la izquierda. Actualmente el 65% de la población mundial vive en países en los que se circula por la derecha, frente al 35% que lo hace en países cuya circulación se realiza por la izquierda. En términos de carreteras el 90% de las distancias de las rutas en el mundo son de tráfico a la derecha y el 10% a la izquierda.

Durante la Edad Media se circulaba por la izquierda, en esa época los caminos no eran muy seguros para los viajeros, razón por la cual era muy útil tener dos sentidos contrarios y ver de frente al que se acercara por un camino. Los historiadores creen que se adoptó la regla de la izquierda porque, si uno va a caballo por el lado izquierdo, es más fácil desenfundar el arma (generalmente colocada en el lado izquierdo), usarla con la derecha y tener las riendas en la mano en la izquierda.

Esta regla fue tan popular que, en el 1300 DC, el Papa Bonifacio VIII proclamó que los peregrinos que fueran a Roma desde cualquier lugar debían respetar siempre la dirección por la izquierda. Occidente popularizó esta regla hasta finales de 1700.

Fue en el siglo XVIII cuando llegó el cambio. En EEUU se produjo debido al uso intensivo de carruajes con caballos que llenaban las carreteras. En estos “vehículos” el conductor iba sentado en la parte posterior izquierda para conducir con facilidad y tener el látigo en la mano derecha. El cambio se extendió por todo el país y pasó a Canadá posteriormente.

En Europa el cambio de circular por la derecha se inició en Francia. Muchos apoyan la teoría que fueron los revolucionarios los que no querían relacionarse con nada que hubiera decretado el Papa. Otros, en cambio, dicen que fue Napoleón quien propuso la modificación y la hizo extensible a los países que conquistaba, aunque una vez fue derrotado estos optaron por continuar por la derecha.

Reino Unido fue de los países que no adoptó el cambio, básicamente porque no se vio en la necesidad, gran cantidad de sus calles estrechas no recomendaban un cambio.

Suecia también era de los países en los que se circulaba por la izquierda hasta 1967. El cambio se estuvo planeando durante años, básicamente como reconocimiento a los problemas surgidos porque Suecia era el único país donde todavía se conducía por la izquierda de toda la Europa continental.

El cambio produjo accidentes y colisiones frontales durante un tiempo, costó que saliera adelante y fue muy impopular. Durante años se intentó desestimarlo y llevaron a cabo votaciones para ello: la primera, en 1955, demostró que el 88% de la población había dicho “no” al cambio.

Pasados unos años la tendencia cambió. En la votación de 1963 el Parlamento sueco aprueba el cambio y se crea una comisión para supervisar el modo en el que el cambio se llevará a cabo. Paralelamente se pone en marcha un programa de educación en todo el país; este programa, cuya duración es de cuatro años, cuenta con el asesoramiento de psicólogos para que la población pueda “desaprender” la regla de conducción aprendida hasta ese momento.

En el plan para “desaprender” se incluye una campaña del gobierno con el logotipo Dagen H (día H) que aparecerá en todas partes, incluyendo la ropa interior. Las autoridades creyeron que la conducción por la derecha tendría más aceptación si aparecían modelos con poca ropa y se incluía el logotipo del cambio en su ropa interior.

Pero el cambio no abarcaba únicamente la ropa interior, se incluyeron los productos básicos como la leche o la creación de un concurso musical. Suecia también debía cambiar todo lo relacionado con su infraestructura: semáforos, señales luminosas, paradas de autobús, taxis, líneas de carretera, etc. Cambios que alcanzaron los 40 millones de 1967.

Cuando llegó la fecha señalada, las carreteras estaban preparadas y las intersecciones contaban con semáforos y señales de tráfico envueltas en plástico negro a la espera de iniciar su funcionamiento. El día H se descubrieron las señales, los semáforos y las líneas blancas que habían sido tapadas con cinta negra.

El domingo 3 de septiembre de 1967, de 1 a 6 de la mañana, las carreteras se cortaron para el tráfico no esencial; los vehículos que sí podían circular debían cumplir una serie de reglas especiales; a las 4:50h esos vehículos tuvieron que detenerse y cambiar de dirección a la derecha cuidadosamente. A las 5h se reanudó el tráfico y se experimentó “un breve pero monumental atasco de tráfico” que fue resuelto rápida y felizmente.

Según las estadísticas, ese día únicamente fueron registrados 157 accidentes en todo el país, en su mayoría muy poco graves. Al día siguiente, primer lunes de trabajo, únicamente se contabilizaron 125 accidentes, ninguno mortal, frente a la media que estaba entre 130 y 198. Este descenso fue justificado por los expertos por la nueva percepción del riesgo sumado a la falta de familiaridad con las “nuevas” carreteras, hecho que originó una conducción con más cuidado y una especial atención. Los accidentes mortales se redujeron en un 40%. Una vez superada la “fiebre” del cambio, las tasas volvieron a ser las de antes.

Fuente: es.gizmodo.com

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (6)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.