www.revistatravesia.es

Aniversario del primer semáforo de Madrid

Aniversario del primer semáforo de Madrid

Se celebra el 90 cumpleaños de su instalación

El 17 de marzo de 1926 se instaló entre la Gran Vía y la Calle Alcalá el primer semáforo de Madrid, el acto fue todo un acontecimiento para la ciudad.

Hasta ese día, la circulación era regulada por los guardias de tráfico, pero como la zona tenía una gran afluencia el trabajo de los agentes no era del todo efectivo.

La instalación de los “faros luminosos”, tal como los describieron en la prensa del momento, duró dos meses. En esa época, ni los semáforos se llamaban así y las calles tampoco eran lo que son ahora. Actualmente las señales están integradas en los paisajes urbanos. Madrid cuenta con 2.213 intersecciones reguladas por semáforos, lo que supone una cantidad de 130.000 aproximadamente.

Tras el semáforo de la Gran Vía vinieron otros en la Puerta del Sol, plaza Canalejas, plaza de Castelar, Red de San Luis, cruce de Gran Vía con la calle Clavel, Alcalá con Peligros y en la intersección de Sevilla con Nicolás María Rivero.

Estos semáforos iniciales eran únicamente para vehículos y no para peatones; así la prensa se hacía eco de cómo el viandante debía cruzar la calle y de cómo combatir a este nuevo inquilino.

El de Gran Vía era un semáforo electromecánico y su programación era manual, con clavijas, que fijaban los momentos en los que se activaba el color rojo, ámbar y verde.

En los años 70 pasaron a ser electrónicos y su funcionamiento era con cableado, hecho que permitió su programación y coordinar así calles y rutas. Actualmente son ordenadores pequeños con microprocesadores incorporados que son regulados, la mayoría de ellos, con fibra óptica.

En 1928 el semáforo costó 23.850 pesetas y su mantenimiento y el de los siguientes constituyó un gasto de 150.000 pesetas.

Ahora las luces LED de bajo consumo ayudan a reducir la factura eléctrica, aunque los madrileños pagan más de 1.785.000 euros por su mantenimiento.

Los semáforos han ido variando e introduciendo novedades como los pulsadores y demandas de peatón, los avisadores acústicos y, los más actuales, han incorporado sistemas foto-rojo.

Estos discos llevan instalados una cámara que controla que el resto de vehículos cumplan las órdenes de las luces. Las cámaras se colocan en aquellos puntos donde se producen más atropellos o hay colegios u hospitales. Para los semáforos estándar, los cálculos para que sean instalados en un lugar u otros corresponden al volumen de la circulación.

Actualmente hay 14 tipos diferentes de semáforos y los más antiguos tienen unos veinte años. Su retiro depende de los siniestros, la corrosión o el cambio de modelo que decida el Ayuntamiento.

Fuente: elmundo.es
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.