www.revistatravesia.es

Ópera, el género desconocido

Ópera, el género desconocido

Anécdotas de sus 400 años de historia

Cuando se habla de ópera siempre suele olvidarse al autor del texto: el libretista. Muchos músicos colaboraron estrechamente con los escritores de sus óperas, como Verdi y Arrigo Boto. Pero el libretista que más ha trascendido ha sido Lorenzo da Ponte, colaborador de Mozart.

Da Ponte fue un sacerdote que fue expulsado de Venecia por haber tenido un hijo con una mujer casada. Se trasladó a Viena, y allí se hizo pasar por libretista. Esta actividad le llevó al éxito y su vida estuvo marcada por amores y deudas. Más tarde viajó a Nueva York y montó una tienda de comestibles. A los 89 años falleció habiendo sido testigo de la evolución que había vivido la ópera: en su nacimiento, Händel todavía estaba en activo, y murió sólo un año antes de que Verdi estrenara su primera obra.

Aunque las óperas de Giuseppe Verdi marcaron un antes y un después en el firmamento de la música, a los 18 años fue rechazado por el conservatorio de Milán por su edad y porque “sus ejercicios no mostraban especiales aptitudes para la música”

En 1991, Plácido Domingo cantó Otelo en Viena. La ovación que recibió duró 80 minutos y obligó al tenor a salir a saludar un centenar de veces.

En el siglo XVI se extendió por Europa la figura del castrato, un cantante de voz perfecta: timbre de niño y potencia pulmonar de adulto. Nápoles fue la principal fábrica de castrati, se castraron entre 3.000 y 4.000 niños al año. Los que conseguían tener una carrera eran admirados y tratados como estrellas. Pero la mayor parte de ellos morían en la operación o su voz era tan chillona que los condenaba al olvido.

Wagner ha sido el compositor más polémico, con seguidores y detractores a partes iguales.

Charles Baudelaire, poeta, dijo de él: “Me gusta más aún el sonido de un gato que cuelga de una ventana por la cola” y Friedrich Nietzsche, filósofo, “Wagner contamina cualquier cosa que toca: puso enferma la música”.

Músicos como Gustav Mahler y Georgez Bizet, en cambio, tuvieron frases de total veneración. “Sólo hubo Beethoven y Richard; y después de ellos, nadie” y “Wagner es Verdi si le agregamos estilo”, respectivamente.

Las ocho óperas más representadas en el mundo durante la temporada 2013-2014 han sido:

La Traviata (Verdi): 3.561

La Flauta mágica (Mozart): 3.354

Carmen (Bizet): 3.151

La bohème (Puccini): 2.921

Fuente: elpais.com
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.