www.revistatravesia.es

La novela negra pierde a Henning Mankell

La novela negra pierde a Henning Mankell
El autor será recordado por su inspector Wallander, pero también escribió teatro y libros para niños

Según informó su editor sueco, Henning Mankell falleció el lunes en Gotemburgo a la edad de 67 años. Mankell, representante de la novela negra nórdica y uno de los autores más leídos en Europa, padecía un cáncer que se le diagnosticó en 2014 y que compartió con sus lectores en Arenas movedizas.

Con los casos del inspector Wallander -editados en España por Tusquets- la novela negra dio un salto vertiginoso en el número de lectores y en los temas tratados. De alguna manera, el inspector Kurt Wallander es considerado un alter ego del autor. Aunque según él, “Wallander y yo no nos parecemos mucho. Sólo tenemos tres cosas en común: la misma edad, nos gusta la ópera italiana y trabajamos mucho”. Lo que ambos tenían en común era la visión oscura de la sociedad en la que vivían, pero esto no es óbice para que ambos actuaran para hacerla mucho mejor. El inspector trabaja infatigablemente y lucha no sólo contra el crimen, sino contra el propio sistema, para resolver sus casos y dejar al final un poso de profundo malestar latente en la superficie de Europa.

Aunque Mankell no fue el primer autor de novela negra nórdica, sus libros nos han dado una visión de la Europa actual y nos han facilitado las claves para entender cuáles son los mecanismos que nos han llevado a la mayor crisis social y económica desde el final de la II Guerra Mundial.

Se han vendido unos 40 millones de ejemplares de sus libros en todo el mundo y se han publicado unos 40 libros traducido a cuatro decenas de idiomas. Además, la novela no es el único género que cultivó el escritor, también fue autor teatral y de libros infantiles.

Henning Mankell nació en Estocolmo en 1948 y pasó su infancia en una población rural. Dirigió el Teatro Nacional de Maputo (Mozambique) y una de sus obsesiones fue el desarrollo de África. Pero su compromiso político se extendió a la causa palestina declarando “ningún bloqueo de la historia ha perdurado eternamente. Nadie acepta la sumisión. Tarde o temprano, a Israel le ocurrirá lo mismo que al sistema del apartheid en Suráfrica”. Su sentido solidario también lo aplicó al cáncer, escribiendo artículos sobre su enfermedad y sobre los que padecen la enfermedad en soledad.

La editorial que él fundó ha emitido una nota en la que dice: “La solidaridad con aquellos que necesitaban ayuda recorre toda su obra y marcó sus acciones hasta el final de sus días”.

Fuente: elpais.com
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.