www.revistatravesia.es

Madrid: 74ª edición de la Feria del Libro

Madrid: 74ª edición de la Feria del Libro
En Sant Jordi las ventas crecieron un 4%; en esta Feria se han visto aumentadas en un 6.1%

El cartel de la pasada Feria del Libro ha sido una “metáfora del amor por los libros, una explosión de alegría”, según palabras de su ilustrador, Fernando Vicente; la idea que se quería expresar era la llegada de la alegría, el “flechazo” que se tiene “cuando un libro te atrapa, cuando lees algo que seguramente te va a ayudar a madurar y crecer”.

La edición número 74 de la Feria tuvo lugar el pasado 29 de mayo en el parque del Retiro y finalizó el 14 de junio. Contó con 368 casetas y 471 expositores. Este año sus ventas se han visto aumentadas en un 6.1%, lo que es una muy buena noticia para el sector que, desde 2008, año cero de la crisis, reunía un descenso general de 40% en facturación, teniendo en cuenta que la convocatoria madrileña es el termómetro de lo que ocurre en todo el año.

El aumento en las ventas se traduce en alrededor de 8 millones de euros y le da un empujón al optimismo por la recuperación con la que empezó esta Feria. Los expositores llegaron a Madrid con un halo de ilusión que ya empezó en Sant Jordi, en Barcelona, el 23 de abril, cuyas ventas crecieron un 4%.

De todos modos, el director de la Feria de Libro, Teodoro Sacristán, quiere mostrarse prudente y declara que “estos resultados no acaban con la preocupación ante la crisis del sector. La gente visita poco las librerías, los índices de lectores habituales no son los mejores y falta más apoyo al gremio”. La Feria sirve de ayuda a muchos que, sin ella, no llegarían a fin de año. En 2014 cerraron 912 librerías y sobreviven 3.650.

Tras 10 años al frente, esta ha sido la última Feria de Teodoro Sacristán, también de Pilar Gallego, como presidenta, y de CEGAL (Confederación Española de Gremios y Asociaciones de Libreros).

A modo de despedida, Teodoro Sacristán y Pilar Gallego resumen sus diez años al frente de la Feria con estas palabras:

Lo mejor: “La consolidación del ADN de la feria: el encuentro de lectores y escritores a través de la firma de libros”.

Lo peor: “La caída de ventas que obligó a varios libreros a no venir a la feria y tener que cerrar sus librerías”.

Lo modificable: “El no haber sabido transmitir lo difícil de la instalación de wi-fi por su coste. Tiene que revisarse. Los e-books no están porque los expositores no los ofrecen”.

Lo sorprendente: “El trabajo de dos semanas de instalación de casetas, hasta que el último viernes de mayo florece la feria”.

Fuente: cultura.elpais.com
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.