www.revistatravesia.es

¿Está el sector editorial cambiando de ubicación?

¿Está el sector editorial cambiando de ubicación?
Madrid se posiciona como el centro de la edición gracias al nacimiento de jóvenes editoriales y desplaza de su puesto a Barcelona
Ayer se celebraba el Día Internacional de Libro, en España específicamente se festejaba el Día de Sant Jordi (en Cataluña), la Noche de los Libros (Madrid) y el Premio Cervantes, el mayor galardón para los autores hispánicos que este año ha recaído en Juan Goytisolo.

Tradicionalmente la edición de libros en España ha tenido acento catalán, editoriales como Lumen, Tusquets o Anagrama fueron el estandarte de la modernidad de un sector que se encontraba atrofiado allá por los años 60.

Pero esta situación poco a poco está cambiando ya que, desde 2001, Madrid es la región que más títulos produce (en 2013 fueron 18.195, lo que supone 2.000 más que en Cataluña) y además se añade una nueva hornada de editores que están reemplazando a la anterior.

Algunas de estas nuevas editoriales son Nórdica (2006), Impedimenta (2007), Errata Naturae (2008), Capitán Swing (2009), Gallo Nero (2010) o Nevsky (2009) que, sin renegar de sus predecesores, reclaman una forma de trabajar sin deudas, sin ansias de crecimiento, en equipo y renovándose continuamente. Enrique Redel, de Impedimenta, señala que “Alfaguara y Alianza han sido estandarte de la edición cultural, más que de la comercial. Dejaron de serlo y las releva gente que tenemos la necesidad de continuar ese camino”.

Gracias a la tecnología ahora es más fácil editar porque no se necesitan grandes costes: un portátil, una idea y un pequeño fondo es suficiente; por esta razón también encontramos editoriales fuera del eje Madrid-Barcelona, aunque tarde o temprano se mudan a la capital.

Elegir Madrid para editar también se debe al grupo de trabajo que han formado los nuevos editores. Contexto es un buen ejemplo ya que incluye cinco sellos: Nórdica, Impedimenta, Periférica y Sexto Piso (ubicados en Madrid) y Libros el Asteroide (en Barcelona). Enrique Redel indica que “no venimos de un entorno empresarial normal, sino del mundo de los fanzines [publicaciones underground de pequeña tirada]. Estamos acostumbrados al trabajo colaborativo”. En 2008 Contexto ganó el Premio Nacional a la Mejor Labor Editorial Cultural del Ministerio “por su irrupción innovadora” en el sector.

Juan Casamayor, de Páginas de Espuma, nacida en los noventa, nos dice que las nuevas editoriales “han sabido unirse, identificar una visión de negocio. Algo que nosotros no hicimos”. Pero también censura que “se están centrando en recuperar clásicos y en traducir, pero están en deuda con los escritores españoles”. Únicamente Periférica publica de forma regular títulos de autores contemporáneos en español.

Diego Moreno, fundador de Nórdica, aspiraba a editar literatura escandinava, pero adivinaba la poca rentabilidad que ofrecería; por esa razón apostó por la ilustración y comenzó a obtener beneficios. Periférica empezó su singladura con “clásicos modernos” (de Galdós a Balzac). Gallo Nero cuenta con Pasolini o Robert Crump. Capitán Swing ha publicado a Kirk Douglas y se conoce a Errata Naturae por sus ediciones de libros sobre series.

Aunque estas nuevas editoriales no tienen miedo al futuro porque han nacido durante la crisis, sí que hay una nube que las acecha: el haber vivido demasiado deprisa. Redel, receloso, señala que “si las editoriales tienen ciclos de vida de 40 años, quizás el nuestro lo estamos quemando más rápido”.

Fuente: elpais.com
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.